¿Qué son las Terapias de Tercera Generación?

Vamos a hablar de las llamadas terapias de tercera generación.

psicologica

Primero vamos a explicar brevemente cuáles son las terapias de la primera y segunda generación.

Cuando se habla de terapias de primera generación, se habla de terapias Conductistas, es decir de Condicionamiento Clásico de Pavlov y el Condicionamiento Operante de Skinner. En su día, estas técnicas resultaron muy útiles a la hora de tratar miedos, fobias, depresiones… es decir, trastornos neuróticos.

Nos referimos a terapias de segunda generación cuando hablamos de terapias cognitivo-conductuales, que da por sentado que los pensamientos (cogniciones) distorsionados son la causa de los trastornos psicológicos, del malestar de la persona.

La terapia cognitivo-conductual es la más representada en el movimiento de los tratamientos psicológicos que han probado su eficacia en relación con la medicación.
Pero desde el punto de vista de las terapias de la tercera generación, la eficacia de las terapias cognitivo conductuales presenta dos problemas:

Puede estar limitada debido a su tendencia a estandarizar los casos. Dicha eficacia puede ser que se deba más que nada a la parte conductual.

Pero… ¿Qué son las terapias de 3ª generación? ¿Qué beneficios tienen? ¿Qué nos aportan que no nos aporten ya las terapias mencionadas? ¿Cuál es el enfoque de estas nuevas terapias de última generación?

Esas y algunas más son las dudas que pretendo despejar a continuación.

Las terapias de 3ª generación tienen en común una perspectiva funcional y contextual de los trastornos psicológicos. A este enfoque o perspectiva se le ha dado el nombre de Contextualismo funcional.

El Contextualismo funcional estudia los eventos psicológicos incluyendo los trastornos, como interacciones entre la persona y el contexto, entendidas de acuerdo con su historia y circunstancias actuales.

Funcional ¿A qué te refieres con esto?

Me refiero a que se trata de analizar la conducta de la persona pero destacando la conducta verbal y la clarificación de valores

Cuando se habla de conducta verbal, me refiero a se da especial relevancia a lo que la persona cuenta de sí misma (su situación, su problemática) y lo qué cuenta y cómo lo cuenta, a los demás, a la gente que le rodea.

Lo que el paciente se dice a sí mismo y a los demás no es importante por su contenido sino por la función.

Por ejemplo: Juan se pasa los días, uno tras otro diciéndose a sí mismo que está lleno de complejos, que no los asume, que está harto… Es lo que se dice a sí mismo y lo que cuenta a sus allegados de forma bastante habitual.

Lo importante no es el tema aquí (que en este caso serían los complejos), lo importante aquí sería si estos pensamientos y narraciones a su gente, está facilitándole la vida a Juan, o por el contrario le dificultan el día a día. Si le sirven de evitación, de afrontamiento… ¿Qué papel tiene está conducta verbal en la problemática de Juan?

Cuando se habla clarificación de Valores, me refiero a la importancia que se le da aquí al hecho de clarificar las diferentes direcciones que el paciente quiere tomar en su vida.

Se aconseja al paciente dejar de luchar contra sus síntomas y reorientar su vida en la dirección que a él se le antoje.

Se estimula al paciente para que se haga cuestiones tipo ¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Qué dirección deseo tomar?

La clarificación de valores se interesa en los diferentes campos: laboral, familiar, amoroso, amistad, espiritualidad, bienestar…

¿Por qué es importante? Porque esto ayuda al terapeuta a sacar al paciente de ese circuito auto-reflexivo en el que está metido y del que le es difícil salir, de tal forma que el paciente se de cuenta de que tiene un horizonte lleno de posibilidades a escoger.

Se trata, no de analizar más el problema, sino de una orientación más práctica cuyo objetivo es buscar soluciones a dicho problema mediante esta clarificación de valores que, evidentemente, será muy distinta dependiendo del paciente.

Contextual ¿Y con esto, a qué te refieres?

En este tipo de terapias el contexto se entiende de acuerdo a tres dimensiones: persona, relación terapéutica y ambiente.

Con el ambiente nos referimos al medio en el que se desenvuelve la persona a tratar. (Familia, amistades, trabajo…).

Con la persona nos referimos a la persona como sujeto social-verbal, es decir, el paciente tiene un pasado que le precede y una forma de ser que le caracteriza. Ambos factores son a tener en cuenta en esta terapia.

La persona tiene unas creencias, ideas, formas de pensar…acerca de su propio funcionamiento y, consecuentemente, también acerca de su trastorno o síntomas clínicos. Dos personas pueden tener un mismo trastorno y cada una pensar que es por un motivo diferente.

Por último, al hablar de relación terapéutica, se refiere al contexto de la terapia como apoyo, ayuda a la corrección, a la redirección, aprendizaje…

Las tres dimensiones se solapan, de tal manera que las tres son interdependientes, las tres interviene de forma positiva o negativa (dependiendo del caso y las circunstancias) a los cambios positivos/negativos que se puedan dar en el paciente.

Por lo tanto y para hacer un pequeño resumen que te deje las cosas más claras, el modelo contextual de la psicoterapia se caracteriza por:

Explicar el trastorno no en términos de déficit/defecto en la persona sino en términos interactivos, funcionales y contextuales, algo que se da en la evolución de la persona y sus circunstancias.

Aquí no se entiende que el problema o trastorno se encuentre dentro de la persona, sino que es la persona la que se encuentra en unas circunstancias, una situación problemática

Considera está relacionado con la misma persona y sus relaciones interpersonales. No tiene que haber un defecto/déficit en la persona que sea la causa de su trastorno, entre otras cosas porque estas terapias considera que incluso los trastornos psicológicos son posibilidades del ser humano

Este tipo de terapias se basan en dos grandes principios:

Aceptación: Se propone el aceptar los síntomas, que el paciente no intente, no tenga por objetivo el deshacerse de ellos, que abandone esa lucha persistente que tiene

Activación: Con ello nos referimos a que el paciente reoriente su vida según sus valores.

Como mencionábamos unas líneas más arriba, se trata de no “darla más vueltas” al problema, sino de buscar soluciones, de resolverlo, de orientarnos hacia una solución que se basará, en este caso, en la clarificación de valores del paciente, en buscar lo que para él s importante , prioritario en la vida. Una búsqueda de nuevos horizontes…

La eficacia de este tipo de terapias no se mide por la cantidad de síntomas eliminados sino por los logros personales del paciente basados en la clarificación de valores.

Las diferencias de estas terapias con las de segunda generación son que las de 3ª, enfocan los casos desde una perspectiva contextualista, individual, cuyo principal objetivo no es la reducción de síntomas que presenta el paciente sino una reorientación de la vida de la persona, sin importar si los síntomas se reducen o no.

Mientras que las de 2º generación tienen un enfoque de déficit o defecto de la persona, presupone que la causa del trastorno es un defecto/déficit en el funcionamiento psicológico de la persona y el objetivo principal es la reducción de los síntomas que presenta el paciente, que definirá la eficacia de la terapia (a mayor reducción de síntomas, más eficaz es la terapia).

Los principales tipos de terapias de tercera generación desarrollados hasta el momento son:

  • Terapia de aceptación y compromiso, ATC.
  • Psicoterapia analítica funcional.
  • Terapia de conducta dialéctica.
  • Terapia conductual integrada de pareja.
  • Terapia de activación conductual.
  • Terapia cognitiva con base en Mindfulness.
  • Terapia cognitiva con base para la psicosis.

Artículos Relacionados:

El matrimonio y su relación con los familiares
5º Aniversario de Enfoque Psicología
Que hace que digamos SI cuando lo que queremos decir es NO
La importancia de las emociones
Motivos de los abandonos y resultados adversos en terapia psicológica